Las impresoras cada vez son más económicas y asequibles, pero en lo que muchos buscan ahorrar es en los repuestos de las tintas.

Sin estar al tanto de los riesgos que corren sus equipos, algunos usuarios terminan optando por utilizar cartuchos piratas o remanufacturados. Lamentablemente esto es un error. Te lo explicaremos a continuación.

Beneficios de usar tintas y tóner originales para impresoras:

1. Durabilidad de la impresora

Las marcas de peso se han tomado muy en serio el negocio de relleno de cartuchos (para los remanufacturados), así que están incorporando sensores y chips que no permiten funcionar al equipo a menos que sea el insumo original. Esto ya que, al utilizar tintas originales, se está alargando la vida útil de la impresora. Además, éstas prácticamente no fallan, a diferencia de las piratas.

2. Calidad de imagen

Los tóner originales para impresoras están fabricadas con productos que son especialmente diseñados para la marca en cuestión, e incluso para determinados modelos en específico. Esto se nota desde la fórmula de la tinta, hasta los elementos de impresión en los mismos cartuchos. En cambio, los alternativos no garantizan una calidad óptima a la hora de imprimir.

El 47% de las tintas que no son originales (piratas o rellenadas), muestran fallas evidentes en la impresión, como errores en los colores o manchas.

Es tan simple como entender que los insumos con los cuales se fabrican estos productos son de menor calidad y por lo mismo no pueden hacer milagros en cuanto a color ni definición de la imagen. El 48% de ellos termina fallando por algún tipo de defecto de fabricación. Lo barato cuesta caro, dicen.

3. Compatibilidad

No es lo mismo un cartucho compatible que uno remanufacturado, que se caracteriza por haber sido usado y solo se le ha restablecido con tinta o se le han cambiado sus esponjas. En cambio, el otro es nuevo, pero no es creado por la marca original. El problema está en que ninguno de los dos garantiza una real compatibilidad física con la impresora, ya sea porque el producto puede estar mal fabricado y es posible que la pieza simplemente no encaje en el contenedor, o que gaste más, debido a que mucho de su duración depende del calor que se utiliza en el proceso de impresión.

En conclusión, las tintas originales para impresoras siempre serán la mejor alternativa. Si lo que buscas es aumentar la vida útil de tu máquina, contribuir al medioambiente retrasando el momento de deshacerte de los cartuchos, y garantizar excelente calidad de impresión desde la primera a la última hoja, no corras riesgos.